Cabildo Insular de La Gomera

Portal de Transparencia

Información histórica

Datos exportables a

Sus primeros pobladores y la llegada de los europeos

Hay muchas teorías sobre la procedencia del nombre “Gomera”. La teoría más avalada es que el nombre Gomera está relacionado con las tribus bereberes de Gomara, en el norte de Marruecos. Antes de la ocupación castellana, la isla estaba poblada por los antiguos gomeros o gomeritas, de origen norteafricano. De ellos se conservan varias tradiciones, entre las que destacamos el silbo gomero, una ancestral forma de comunicación declarada en 2009 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y la cerámica tradicional, totalmente hecha a mano sin el uso del torno siguiendo técnicas aborígenes.

Al comenzar las primeras incursiones castellanas, la isla se encontraba dividida en 4 cantones: Mulagua, Hipalán, Orone y Agana, identiPcándose estos territorios con los grandes barrancos de Hermigua, San Sebastián, Valle Gran Rey y Vallehermoso, respectivamente.

Cuando se inicia la colonización de la isla, ésta se encontraba jurídicamente bajo un Señorío, que duró hasta principios del siglo XIX, a diferencia del Realengo en el que hallaban las islas de La Palma, Tenerife y Gran Canaria. El Señorío de La Gomera estaba relacionado con la familia Peraza. Con la llegada al poder de Hernán Peraza “el Joven” al Señorío de la isla, se inicia un periodo de signiPcativa violencia hacia los aborígenes gomeros. Tanto es así que en 1488 los antiguos gomeros se rebelan contra Hernán Peraza y le dan muerte; el resto de castellanos se refugian en la Torre del Conde, hasta que Pedro de Vera, el conquistador venido desde Gran Canaria, logra sofocar la revuelta con gran crueldad. Este episodio marca el comienzo del sometimiento de la isla por parte de los castellanos.

“De aquí partió Colón”: La Gomera, la Isla Colombina

En 1492 La Gomera sería escenario de una gesta que pasaría a los anales de la Historia de la Humanidad: la partida del almirante Cristobal Colón desde San Sebastián en el viaje de Descubrimiento del Nuevo Mundo, concretamente el 6 de septiembre de 1492. La capital de la isla sería el lugar elegido por Colón para zarpar hacia América en el viaje de su descubrimiento. Por este importante motivo, a La Gomera se la conoce como “Isla Colombina”. No sólo fue Colón el único que pasaría por la rada de San Sebastián sino que otros destacados navegantes utilizaron también la capital insular como escala de sus viajes al Nuevo Mundo: Francisco Pizarro, Vasco Núñez de Balboa, Hernán Cortés, entre otros.

La Edad Moderna: El poder señorial y los piratas

Los Señores introdujeron durante el siglo XVI las plantaciones de caña de azúcar en los principales valles de la isla para la exportación del “dulce líquido” a los mercados europeos y que trajo consigo la llegada de piezas artísticas provenientes de los Países Bajos, principal centro importador de este producto.

La Gomera es una isla que, a lo largo de su historia, sufrió varios episodios de ataques piráticos. Desde Jean de Capdeville, en 1571, a los berberiscos en 1617. Numerosos gomeros murieron en esos cruentos ataques, pero es sin duda el pirata inglés Charles Windon o Windham en 1743 quien marcó un hito en su historia. Para su recuerdo quedará el fresco pintado en la capilla del Pilar de la Iglesia de La Asunción de San Sebastián y que representa el ataque a la capital.

La Edad Contemporánea: El problema de la incomunicación y la emigración

Con el Pn del Señorío a comienzos del siglo XIX, en la isla se da paso a la etapa contemporánea. Hasta bien entrado el pasado siglo la isla se comunicaba en su interior a través de una red de caminos de herradura (muchos de ellos en mal estado) debido a la complicada orografía, caracterizada por enormes barrancos y grandes montañas, y ese fue uno de los principales retos a los que se enfrentó la isla.

Todo esto supuso que La Gomera se sumara tarde a los avances industriales. Para solventar este problema, en un primer momento, durante el siglo XIX se construyeron una serie de pequeños embarcaderos. Pero sería a comienzos del siglo XX, con la expansión del cultivo del plátano, cuando se erigirían en la costa de los pueblos agrícolas del norte gomero unas de las obras arquitectónicas industriales más importantes que hasta entonces se habían construido: los Pescantes. Funcionaban a través de una gran grúa que iban montadas sobre grandes pilares de hormigón. Con la construcción de la red de carreteras y la Pnalización del puerto de San Sebastián, la utilidad de estos pescantes cayó poco a poco en desuso y La Gomera dio gran paso al progreso económico, superando los inconvenientes que suponía su incomunicación cara al exterior de la isla.

Habría también que destacar las diferentes factorías de conservas que se abrieron en el sur de la isla como La Rajita, La Cantera y Santa Rosalía, esta última en Playa de Santiago, y que fueron testigo de un pasado de esplendor, donde se elaboraba el conocido como “caviar gomero” a base de huevas de caballa maceradas en aceite.

Otro hito importante en las mejoras de las comunicaciones se dio en 1974, año en que se establece la primera línea regular de pasajeros entre San Sebastián de La Gomera y el muelle de Los Cristianos (Tenerife) por parte de la compañía Fred Olsen

Formatos: HTML, CSV, Excel (XLSX), JSON y XML.
Responsable: Cabildo Insular de La Gomera.
Fecha de Actualización: martes, 22 de octubre de 2019.
Periodicidad: Trimestral.
Tipo de información: Institucional.
Categoría: Información general.
Subcategoría: Información general institucional, histórica y económica de la entidad.
Referencia normativa: Art. 17.2 de la Ley 12/2014, de 26 de diciembre, de transparencia y de acceso a la información pública.
ITCanarias 1001.